Usted está en: Home > Herbicidas

Herbicidas PRODIGIO®

PRODIGIO®

PRODIGIO®
    Ficha de intervención:
    Producto no peligroso para el transporte.

Información General

Prodigio® es un herbicida de contacto que se utiliza en postemergencia temprana. A los pocos días de la aplicación las plántulas de las malezas detienen su crecimiento y mueren. Los síntomas típicos de las malezas sensibles al herbicida son decoloración y clorosis.

 

 

Especie Maleza nombre común Dosis (L/ha) Observaciones
Girasol Yuyo colorado (Amaranthus quitensis)

Quinoa (Chenopodium album)

Chamico (Datura feroz)

Malva (Anoda cristata)
1,2 – 1,5 lts Aplicar en postemergencia temprana,

cuando el cultivo tiene 2 a 4 hojas y

las malezas no sobrepasan las 2

hojas.
Cebolla Yuyo colorado (Amaranthus quitensis)

Chamico (Datura feroz)

Malva (Anoda cristata)

Lamium (lamium amplexicaule)

Sanguinaria (poligonum aviculare)

Quinoa (Chenopodium album)


Capiqui (Stellaria media)

Verónica (Verónica spp.)
0,2 – 2,0 lts. Aplicar en el almacigo o en siembra

directa, cuando comienzan a emerger

las malezas y estas no sobrepasen

las 2 hojas. Utilizar las dosis menor

en estado de bandera. La dosis

puede incrementarse a medida que la

cebolla se desarrolla hasta alcanzar

las 2 hojas verdaderas, donde puede

utilizarse la dosis máxima.

 

Época de aplicación:

En postemergencia temprana, a partir de que las malezas comienzan e emerger y no mas alla de las dos hojas.

 

Frecuencia de aplicaciones: 

Se recomienda una aplicación en postemergencia. De ser necesario aplicaciones posteriores por nuevas infecciones, utilizar productos con distinto modo de acción.


Modo de preparar el producto y técnica de aplicación:

Llene la pulverizadora hasta la mitad de su volumen de agua, agregue la cantidad necesaria de Prodigio® directamente en el tanque y complete el llenado con agua. Debe evitarse dejar el caldo preparado sin agitación pues el producto puede precipitarse. 

Prodigio® puede ser aplicado con equipos convencionales de aplicación terrestre. Se recomienda al calibrar el equipo un volumen no menor a 200 lts de caldo/ ha, presión de trabajo de 80 libras/ pulg2 y boquillas de  abanico plano. 


Contraindicaciones:

Para lograr una adecuada acción del producto debe utilizarse agua con un pH entre 6,5 y 7. Por lo tanto se recomienda efectuar un análisis del agua a emplear y de ser necesario, ajustar su pH al rango recomendado.


No aplicar con vientos mayores a 10 km/h. Mantener el sistema de agitación funcionando todo el tiempo, de forma de mantener una correcta suspensión. 

 

Escala de toxicidad:

POCO PELIGROSO EN EL USO NORMAL IPCS/OMS 2004